NUEVA RESIDENCIA DE MAYORES EN CASTROCALBON

La nueva residencia de mayores contará con dos unidades de convivencia.

La nueva residencia de mayores de Castrocalbón (León) ha sido promovida mediante licitación pública de construcción y explotación por parte del ayuntamiento. El solar en el que se actúa está situado al sur de la población próximo a instalaciones deportivas y junto al río Ería, y dispone de un contacto inmediato con la población al tiempo que disfruta de un entorno natural agradable y propicio al uso destinado.

Dadas las posibilidades del solar se consideró la tipología de edificación exenta en una sola planta, optándose por su ubicación en el borde norte de la parcela, no solo por consideración a la alineación de la acera existente, contribuyendo con ello a la conformación urbana de la calle, sino por facilitar las condiciones de acceso a la misma por parte de los usuarios y visitantes. Esto, además, permitirá liberar más terreno en la zona de las mejores vistas (orientación sur) y alejarnos de la ribera del rio.

  

 

 

 

 

 

 

El edificio se configura como un núcleo central de servicios, en el que se sitúa asimismo el acceso principal, al que se adosan sendas unidades de convivencia. Una de ellas se desplaza ligeramente respecto a la vía principal de acceso de modo que se cree una zona más amplia, pequeña plaza, que marque la llegada desde el núcleo urbano.

Estas dos unidades, conformadas cada una como un cuadrado con un amplio patio interior, se distribuyen en ambos casos del mismo modo.

Tres de los lados del cuadrado se ocupan con las habitaciones, disponiéndose 4 en cada lado, todas disponen doble orientación: al exterior y al patio. El cuarto lado del cuadrado se destina a sala de estar-comedor. Dentro de la superficie disponible se separan los dos ámbitos por medio de un mueble que hace las veces de office, orientado al comedor, y de chimenea- biblioteca, hacia el salón.

El acceso a las habitaciones se realiza en todos los casos a través del pasillo del “claustro” que rodea, en tres de sus lados al patio central ajardinado, constituyendo tanto un espacio de distribución como un ámbito estancial y de paseo.

La gran funcionalidad con que se ha querido dotar a todo el edificio permite que la zona de salón-comedor se incorpore, aunque sea temporalmente, al recorrido de los pasillos perimetrales de modo que se posibilite un “paseo continuo” que será bien acogido por los usuarios.

      

 

 

 

 

 

CONFIGURACIÓN FUNCIONAL DEL CENTRO

En el bloque central de servicios se proyectan todas aquellas dependencias de carácter general que “sirven” a las dos unidades propiamente residenciales. Este bloque, a su vez, se divide en dos: la parte norte, de carácter más administrativo; y la parte sur, destinada a alojar todas las instalaciones.

El área administrativa se abre a la zona del acceso principal, en la zona sur, las piezas que la componen se abren a ambos lados de un pasillo central de distribución, el cual comunica en sus extremos con el área de comedor de cada una de las unidades de convivencia. A un lado del pasillo se distribuyen dos almacenes y los vestuarios, mientras al otro se proyectan la cocina (con su espacio de lavado), la lavandería y el cuarto que aloja diversas instalaciones. Estos tres últimos tienen acceso directo desde  la fachada sur de modo que puedan ser fácilmente accesibles a proveedores y servicios de mantenimiento.

La edificación, adosada a la calle Escuelas, deja en sus otros tres lados espacio suficiente en la parcela para destinarlo a aéreas ajardinadas y al acceso rodado de servicio. Este acceso, que arranca desde la misma calle Escuelas, en la parte oeste del solar, permite, por medio de un vial interno que se desarrolla en el borde sur, llegar a una pequeña zona de aparcamiento proyectada en la inmediatez de las zonas de servicio.

Para la imagen exterior del edificio se ha elegido una volumetría sencilla y clara que transmita el carácter de funcionalidad, limpieza y claridad que requiere el uso  al que se destina. El único elemento diferenciador lo constituye el juego de las cubiertas, con sus distintos quiebros y alturas, que dan movimiento y animan la percepción desde el núcleo urbano.

En cierto modo, esta imagen exterior austera es el contrapunto al ambiente acogedor que se pretende en el interior, propiciado por los patios interiores ajardinados y la utilización de materiales y colores cálidos.

El acceso principal se marca mediante el retranqueo de la edificación y la elevación del plano de cubierta creando un efecto de apertura o acogida desde el exterior. Los accesos de servicio se ubican en la parte posterior en una posición muy discreta y tras una pantalla de vegetación.

Las circulaciones de servicio se producen con gran independencia aunque  permitiendo el contacto con las áreas propiamente residenciales en los puntos clave.

Las intenciones al proyectar la edificación han sido las de diseñar unos espacios tranquilos pero con vida. Disponer una distribución, de las distintas dependencias, ordenada, con circulaciones fáciles y, al tiempo, agradables, huyendo de disposiciones laberínticas o demasiado monótonas, buscando dotar a los espacios comunes de un uso complementario  positivo para los usuarios. Los patios centrales constituyen focos o espacios de referencia y orientación, además de agradables áreas de convivencia y relación con el exterior

OBRAS A BUEN RITMO

Las obras de construcción comenzaron el pasado mes de mayo, actualmente se encuentra en fase de tabiquería, cerrando las fachadas, comenzando las instalaciones y concluyendo los trabajos en la cubierta.

       

Se prevé que se finalicen las obras a comienzos de la próxima primavera.