CONCEDIDA LICENCIA PARA NUESTRA RESIDENCIA DE MAYORES EN CASTELLÓN

La nueva residencia de mayores contará con 103 plazas.

El proyecto para una residencia de mayores en la ciudad de Castellón ha obtenido al fin la licencia de obras por parte del ayuntamiento. Han sido muchos meses de espera agravados por el parón sufrido a causa del coronavirus, pero en breve comenzaremos las obras de este nuevo centro.

El edificio se sitúa al Norte de la ciudad de Castellón de La Plana, en una parcela aislada y sin medianeras pero en un entorno urbano ya consolidado. La parcela se dispone paralela a la Avenida de Barcelona al Este y limita al Norte con la Plaza de Donoso Cortés. Esta plaza forma una especie de sistema de parques y plazas con vegetación conectados por calles ajardinadas, lo cual es ventajoso para la naturaleza de este proyecto, dando al usuario la posibilidad de disfrutar de ellos.

El proyecto de Centro Residencial para Personas Mayores en Castellón de la Plana corresponde a una pastilla longitudinal, definida por las condiciones del solar en el que se implanta. La configuración de los espacios exteriores se crea de tal forma que los espacios comunes, como salas de convivencia y salas polivalentes mantengan relaciones visuales con la Plaza Donoso Cortés. Formalmente, se crea una analogía con los órdenes clásicos, ya que se compone de un basamento de hormigón visto el cual se adapta a la topografía del solar, seguido de un cuerpo central compuesto por dos volúmenes maclados y que se van tallando, y todo ello coronado por un capitel permeable a modo de filtro que corresponde a la cubierta del edificio.

El basamento de hormigón adapta su perímetro a la normativa urbanística y a las necesidades del programa. Se crean así porches de entrada principal y de acceso de servicio, o retranqueos sobre los que volará el cuerpo principal. Aprovechando las alineaciones exigidas por la norma, se rompe la rigidez del objeto de hormigón tallando la esquina norte: se proyecta un acristalamiento inclinado que continúa verticalmente generando la conexión visual con la Plaza de Donoso Cortés. Este “basamento” remite a una idea de arquitectura estereotómica, sobre la cual el hormigón encierra los espacios de uso más público del edificio.

                     

El cuerpo central contiene dos volúmenes, uno más puro y simple compuesto por bandas horizontales, del que sobresale un volumen que da presencia al proyecto. Este volumen se trata como un objeto escultórico de madera contenido por un marco de hormigón. Dentro se sigue la misma composición horizontal relacionándolo con el anterior. Este cuerpo principal junto con el “capitel”, remite a la idea de algo tectónico, se generan voladizos y sombras que dan flotabilidad al edificio.

La coronación funcionalmente engloba el espacio de terraza ajardinada para el disfrute de los usuarios, pero también da la sensación de una planta más contribuyendo a crear un edificio con mayor presencia icónica.

Se espera comenzar las obras a lo largo de este verano.